Para mi Alma de Aprendiz

LOS VERDADEROS POETAS SON DE REPENTE

NACEN Y DESNACEN EN CUATRO LÍNEAS.

Gonzalo Rojas "80 veces nadie"

jueves, 17 de marzo de 2011

RAYUELA, el niño siempre está . . . de Myrian Bonibardo

 RAYUELA

http://enfugayremolino.blogspot.com   Dedica este espacio a homenajear a los amigos, y yo los invito a compartir nuestros diálogos; por supuesto, con mate y tortas fritas mediantes.              Laura Ororbia.

                                                                                              


MYRIAN  BONIBARDO        http://esbuenocomunicarnos.blogspot.com         HTTP://EMOCIONESMYRIAN-BONIBARDO.BLOGSPOT.COM/

Su forma de escribir presenta una sensibilidad movilizante, concepto claro, muy enérgico y, a la vez suave, puede plantear su rebelión con dulzura y, nuclear en las palabras elegidas, el sentir común, aunque la gente no se anime a dejar comentarios, adhiere a su modo de ver. Sensible y realista. Ella no lo sabe, pero timonea un barco muy grande.

CON  USTEDES:

RAYUELA, EL NIÑO SIEMPRE ESTÁ...                    Autora: Myrian Bonibardo

Una mañana como tantas, llego al centro de la ciudad para realizar trámites, sin despabilarme todavía, camino por la vereda pensando en nada, de repente bajo la mirada y allí estaba ELLA! Me tomó por asalto y quedé un instante inmóvil. Sentí su invitación casi provocativa, insolente. Dibujada en tiza blanca, los números grandes del 1 al 8, y el cielo, ése tan ansiado en alcanzar…

   RAYUELA!! todavía estás vigente?, que alegríar saber que no te fagocitó la tecnología si es que un solo niño hoy salta sobre tí.

   El pequeño/a que allí la instaló, ni remotamente imagina cuán antiguo es este juego, no ha envejecido, sigue tan juvenil y atrayente como en mis épocas de niñez.

  Rayuela, marcada en patios, veredas (de tierra , mosaicos) o arena, si hasta me veo saliendo al recreo de mi querida Escuela Joaquín V. González (Fiscal para todos), y ella esperándonos, al costado del rosedal o pegada a la fila de bancos que daban a las ventanas de las aulas. Paciente y ansiosa a la vez de sentirse recorrida por pequeños pies; sus dueños, cuerpecitos saltarines que a ratos emitían carcajadas y gritos alborozados.

   Nadie quería perder!!, era más común que las niñas nos inclináramos por ella, con ansiedad queríamos saber quién iba a ser la que abriera el juego; generalmente los varones corrián al patio de tierra (donde estaba el centenario ombú) a darle a la pelota, y allí tejíamos amistad, juegos y sueños hasta oir la campana que anunciaba el final de ése recreo y marchábamos al aula deliberando como sería el siguiente.

Rayuela, reviviste el niño interior que nunca perdí, que inconscientemente cuidé y atesoré. Cada tanto el me visita y juntos desempolvamos estos recuerdos tan queridos y nunca olvidados.
  
    Rayuela hoy despertaste mis ganas de volver a saltar en un pie y el otro, llegar al cielo, dar la media vuelta y desandar el recorrido, no importa el lugar, "SÍ" es imprescindible compañeros con alma de niño con los cuales revivir el momento.

      Ah!! y "muy importante", que alguno saque del bolsillo la tiza robada a la maestra para delinear tu silueta.

A los que compartieron mi niñez
 Myrian

7 comentarios:

Es bueno comunicarnos dijo...

Laura sos de una generosidad enorme hacia mi, soy solo una aprendiz de todo lo que me rodea. Por allí me urge plasmarlo en palabras escritas (no es mi fuerte), pero me conmovió verme en tu página que está jerarquizada con excelentes escritores y poetas.
Me mató tu frase..."Ella no lo sabe, pero timonea un barco muy grande"...
Modestamente, creo que es demasiado, pero igualmente es un "chocolate caliente para el alma".
Cariños y gracias de corazón.
Myrian

Carmen Troncoso dijo...

Con rayuela, me acorde del luche, asi se dice en Chile y los niños aun lo juegan, hermoso relato, un abrazo,

soylauraO dijo...

Aida ha dejado un nuevo comentario en su entrada "RAYUELA, el niño siempre está . . . de Myrian Bon...":

Es un juego entrañable, de esos que siempre se recuerdan...

Es bueno comunicarnos dijo...

Gracias Carmen y Aída por los comentarios, es uno de los juegos inolvidables (por lo menos en mi caso).
Un abrazo, Myrian

ANTIQVA dijo...

Creo, amiga, que la Rayuela tenia efectos secundarios graves: dejó enganchana a la ilusión pura a muchas niñas...

Es bueno comunicarnos dijo...

Así es, nos quedó prendida a la ilusión y además porque habría que renunciar a ella? Si en muchos casos, ésa ilusión es el motor para alcanzar lo tan anhelado.
Un abrazo

soylauraO dijo...

CARMEN Muchas gracias por su aporte generoso a nuestra cultura popular, no conocía el luche de Chile. No he jugado Rayuela, aunque sí mi abuela me contaba sobre ella. En la escuela del estado jugaban al "horrible"Chocolate pan y mate???? y a saltar la cuerda.En la escuela de curas había pasto. ¡ Ja, a veces tengo como cien años! Gracias por su abrazo.

María Isabel Frutero

María Isabel Frutero
NO SE PUEDE HACER LADRILLOS CON LA POLVAREDA . Laura ORORBIA