Para mi Alma de Aprendiz

LOS VERDADEROS POETAS SON DE REPENTE

NACEN Y DESNACEN EN CUATRO LÍNEAS.

Gonzalo Rojas "80 veces nadie"

viernes, 10 de agosto de 2012

En primera persona, yo

Si la muerte fuere
                                       Verso de Adela Margarita Salas
          soy jurado y digo
el cúmulo ancestral
de mis palabras
 en esta evasión de mí
 es perder los pies
estando en mis zapatos
cuyo límite intrépido
es la Cruz del Sur
     que al filo de un cabello
se pierde en el encierro
     y es rodeo vacuno
y surco en el polvo
y es pastar de mano del verdugo
esta ficción nominal de libertad
vocablo que elijo, me permite gritar 
     aunque sepa que los demás están
a punto del zarpazo y yo
      en cocción señorial
al punto justo
 para almuerzo de gatos.

Soy cenicienta desdentada
    otra más del montón
que en deshielo coloquial
se aturde y sueña sin atreverse
a sacar sus pies de los zapatos
      gana en borrachera
de bienestar ilusorio
       Aún así,  fallo y  digo
      si la muerte fuere no es opción
opción es atreverse
puliendo las mismas ollas.©

                                            Laura ORORBIA©

& &  &  Laura Ororbia  &  &  &                        18 de Marzo de 2012




6 comentarios:

Marcelo dijo...

Si la muerte fuere, no seríamos.

TriniReina dijo...

La muerte no es opción,no. Es realismo...

Saludos

Karras dijo...

Y yo estoy de acuerdo. La muerte llega si, pero nunca es bienvenida. Si tan solo tuviesemos otra opción.... Un besazo

mariarosa dijo...

¡¡Muy bueno!!

Atreverse y escribir con esa fuerza es lo que vale,señora Adela Margarita Salas, desde mi rincón la aplaudo y le dejo mi saludo.


mariarosa

ALBORADA dijo...

La opción es atreverse, si, aunque queden colgando pedazos de piel.

Como siempre tus letras profunda realidad, certera y descarnada.
Letras de frente, como las que me gustan.

Te dejo mi abrazo Laura, no quiero se pierda el reencuentro, ando algo alejada, a veces se hace necesario.

Un lindo fin de semana

MARTA ALICIA PEREYRA BUFFAZ dijo...

¡Qué desafiante, Laurita!

Me recordó a don Pablo Neruda ese tono y ritmo de tus versos. Te imaginé leyéndolos sobre un alto, tal vez un pequeño cerro.

Gracias por pasar por mi blog.

Besos.

María Isabel Frutero

María Isabel Frutero
NO SE PUEDE HACER LADRILLOS CON LA POLVAREDA . Laura ORORBIA