Para mi Alma de Aprendiz

LOS VERDADEROS POETAS SON DE REPENTE

NACEN Y DESNACEN EN CUATRO LÍNEAS.

Gonzalo Rojas "80 veces nadie"

jueves, 30 de agosto de 2012

Abuelo


                                                    a J.E.C.
El hombre elige el paso
     va cumpliendo su destino
va asegurando a la tierra
en una pequeña mano
     su cuerpo abuelo de hombre
juego a juego va rezando

       Que a la ropa se la ensucie
que le opaque los zapatos
       yo quiero dejarle al niño
un puñadito de tierra
   que se le embarren las manos
que levante su guarida
que amase pan de ese barro
que junte leña de aromas
que con trozos de madera
pueda construir un carro

Que la abrace si hay tormenta
que la baile si hay regalo
que si la cosecha es buena
pueda ofrecer más trabajo
       que aprenda a administrar
la lluvia en lo que ha ganado
       que no se deje llevar
que ponga fuerza en el tranco
si fueren las cosas mal

Ahora que la casa va quedando grande
no sé si podré salvarme
de haberme exigido tanto
del reclamo de los huesos
del lomo que se ha encorvado

No sé si podré salvarme
del destino de los viejos

parece más importante
sembrar en manos del niño
el gusto por el trabajo
la pasión por el esfuerzo
y el orgullo de haber hecho
grieta y callo en estas manos
para enseñar a las suyas
que este amor y nuestro abrazo
tienen sólidos pilares
que jugando hemos creado

Niño, un puñadito de tierra
dejaré como legado
habrás de sentir que late
como extensión de mis brazos.©

                                            Laura ORORBIA©

& &  &  Laura Ororbia  &  &  &                30 Agosto 2012.
17613

5 comentarios:

ALBORADA dijo...

Hermoso legado, invaluable heredad.

Que bella es la vida cuando se llena de surcos de tierra.

Abrazos, Laura y lindo fin de semana

ALBORADA dijo...

Hermoso legado, invaluable heredad.

Que bella es la vida cuando se llena de surcos de tierra.

Abrazos, Laura y lindo fin de semana

ANTIQVA dijo...

Bello poema, amiga, pleno de sentimientos, que nos habla de la sabiduria que puede llegar a alcanzar el hombre

Un abrazo

esteban lob dijo...

Hola Laura:

Hace unas décadas la condición de abuelo me parecía propia de otras personas. Hoy que lo soy también, y con el orgullo que me producen mis 6 nietos,valoro plenamente todo lo que se escribe y cualquier invocación a la importancia de "mis colegas", sus virtudes, sus defectos, alegrías y tristezas.

Un beso.

Felicidad Batista dijo...

Laura, el abuelo como símbolo de protección, de herencia, de legado que sobrevive en las generaciones que le siguen con sus enseñanzas. Iimpartidas al socaire de la experiencia, de los actos, de los gestos, de la vida entera que se recuerda como un libro abierto de incalculable valor humano y emocional.
Un gusto siempre su lectura.
Un abrazo grande

María Isabel Frutero

María Isabel Frutero
NO SE PUEDE HACER LADRILLOS CON LA POLVAREDA . Laura ORORBIA