Para mi Alma de Aprendiz

LOS VERDADEROS POETAS SON DE REPENTE

NACEN Y DESNACEN EN CUATRO LÍNEAS.

Gonzalo Rojas "80 veces nadie"

martes, 12 de julio de 2011

Tumor

Un árbol creciéndome
     
un árbol con pretensiones
de hacerme ganar la tierra


    ni más  ni menos
un aviso de que olvidé
sacar la basura 
afuera.©

& &  &  Laura Ororbia  &  &  &             & &  &  Laura Ororbia  &  &  &     12 Junio 2011  10:23





16 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Tus veros me hacen acordar, de una noche que me despertaba cada rato, una inquietud crecía adentro de mi, y al fin supe: se me había olvidado tomarme la pastilla para el no olvido.

Carla dijo...

Un aviso que puede llegar a doler.

Unos versos al viento que llegan y me han encantado.

Besos.

sabores compartidos dijo...

La verdad es que en la mayoria de los casos esos árboles dan un fruto terrible, y lo malo es que uno solo no puede sacar la basura fuera. Lo mejor es luchar con fuerza hasta llevar la basura al cubo y no ganarse la parcela.
un abrazo

mariarosa dijo...

Al menos te aviso. Duro poema, cala hondo.

mariarosa

ADELFA MARTIN dijo...

con un gran sentido de buen humor...e ironìa...

abrazos

Benito Olmo dijo...

Que bonitos versos para anunciar algo tan... natural. Enhorabuena

Carmen Troncoso dijo...

Bueno parece que ventilar diariamente, no siempre es suficiente, tu poema es tan inmenso que me cubre por entero, un abrazo,

Anónimo dijo...

Yo soy, yo soy, yo soy
Soy agua, playa, cielo, casa blanca
Soy mar Atlántico, viento y América
Soy un montón de cosas santas
Mezcladas con cosas humanas
¿Cómo te explico? cosas mundanas.

Fui niño, cuna, teta, techo, manta
Más miedo, cuco, grito, llanto, raza
Después mezclaron las palabras
O se escapaban las miradas
Algo pasó, no entendí nada.

Vamos, decíme, contáme
Todo lo que a vos te está pasando ahora
Porque si no, cuando está tu alma sola llora
Hay que sacarlo todo afuera, como la primavera
Nadie quiere que adentro algo se muera
Hablar mirándose a los ojos
Sacar lo que se pueda afuera
Para que adentro nazcan cosas nuevas.

Soy pan, soy paz, soy más
Soy la que está por acá
No quiero más de lo que puedas dar
Hoy se te da, hoy se te quita
Igual que con la margarita
Igual al mar, igual la vida.

Soy pan, soy paz, soy más
Piero... Sacar lo que se pueda afuera para que nazcan cosas nuevas igual que con la margarita...
EL REGINENSE

Mixha Zizek dijo...

poema interesante, pero me encanta lo directo que puede tener doble connotación , me gusta, besos

Aristos Veyrud dijo...

Simbolismo en el poema que remite a la purificación abriendo las puertas del olvido.
Un abrazo lauraO!!!

Marisa dijo...

Preciosa y dura metáfora de ese árbol intentando hacer que el sujeto lírico gane la tierra (es espléndida la potencia de la imagen).
Estupenda composición, Laura.

Un abrazo.

Diana Profilio dijo...

Laura, un placer "descubrir" tu sitio. Profundo poema... Me tendrás seguido por aquí. Un beso grande !!!

Prudencio Hernández Jr dijo...

A todo le tenemos miedo...a todos nos hacen tener miedo..y eso se resume en temores..tumores..que no llevan a ser semilla..
El miedo no se anima a concluir la historia y nos acecha desde donde ya no existe..
De alguna manera tenemos que expulsarlo..y esta en cada uno de nosotros solamente como hacerlo..
Saludos desde el sur

Prudencio Hernández Jr dijo...

Siempre leo mis comentarios..los mejoro..los corrijo...pero en más de una oportunidad me como la "s" del "nos" y queda "no"....y suena mal..y se puede interpretar mal..y desentona la lectura.
Es así:..."que NOS lleva a ser semilla"
Mis disculpas a tus lectores y a ti..
Saludos

soylauraO dijo...

soylauraO ha dejado un nuevo comentario en la entrada "POR SIEMPRE":

DESDE En Fuga y Remolino, dialogo con ud:
Sí señor, tumor es temor, uno de esos miedos, que en lugar de hacer fístula y expulsarlo, lo abrazamos por inseguridad, por distracción, por falta de confianza en nosotros; por hacernos pagar el error de no atender al síntoma, que es el pedido de ayuda que expresa nuestro físico; y, aquí está Dios, pues no hay templo que lo cuide mejor que nuestro cuerpo; a su imagen y semejanza. Nuestra persona es la semilla de vida, la que debemos cuidar para rendir honor, pues, cada uno es Universo, cada uno es energía. Y SÍ, se afloja el nudo con alegría, sacudiendo el cuerpo con fuerza , sacando de adentro los graves, para eso están las cuerdas de la guitarra. Las tribus bailaban para quitar los males.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

carlos de la parra dijo...

Intensidad en lo sensible.

María Isabel Frutero

María Isabel Frutero
NO SE PUEDE HACER LADRILLOS CON LA POLVAREDA . Laura ORORBIA