Para mi Alma de Aprendiz

LOS VERDADEROS POETAS SON DE REPENTE

NACEN Y DESNACEN EN CUATRO LÍNEAS.

Gonzalo Rojas "80 veces nadie"

miércoles, 1 de febrero de 2012

Poema


La voz que del poeta
se ha esparcido entre buñuelos
        esa es para mí
la veta fiel
alma de mi alma
es la que han impreso
        amasijo esencial
en la cocina infante del amor

no más que eso.©

 Laura ORORBIA©


& &  &  Laura Ororbia  &  &  &           21 Noviembre 2011

13680

11 comentarios:

John Hall dijo...

Fantástico, un poema con aroma...

Un admirado saludo.

Karras dijo...

Y es que como usted bien dice, un poeta no tiene porque haber publicado nada. Un poeta es aquel que de repente te dice algo y te deja sin aliento. Como me pasa cuando la leo. Un beso

Adriana Alba dijo...

En la cocina infante del amor es donde se elaboran los mejores "panes de palabras"...esos que alimentan el alma.

Hermoso Laura.

TriniReina dijo...

El poeta en su cocina versando...

Abrazos

Felicidad Batista dijo...

Laura, desde la calidez de la habitación donde se elaboran los manjares para el alma, el horno aguarda ávido de poemas que se agrandaran con la levadira de los versos, de los sentimientos que pululan entre sabores dulces, o a limón, o a canela...Como el manjar de tu poema. Una delicatesen para nuestros paladares.
Un gran abrazo

patxi dijo...

Un menú chapó,y para luego magdalenas de postre,cuya levadura hará crecer infinitamente tus letras.
Un placer leerte.

Verónica Marsá dijo...

Menos mal que he leído los comentarios. Como soy tan mala para los poemas, creía no haber entendido nada. Por una vez, había comprendido el contexto. Gracias, compi.

Un abrazo.

Es bueno comunicarnos dijo...

LOS INOLVIDABLES AROMAS DE LA NIÑEZ...GRACIAS LAU.
ABRAZOS

pluvisca dijo...

Sencillo y emotivo

besos

ËMy£iâ dijo...

La voz del poeta surge y se esparce desde el alma, logrando deleitar nuestros sentidos.
no mas que eso..
no menos que eso..

Cariños Laura.

Carmen Troncoso dijo...

Poeta aquel que no pudiendo gritar una verdad que es mas grande que su alma, la escribe y sabe a manjares, que linda entrada has puesto Laura, un abrazo feliz,

María Isabel Frutero

María Isabel Frutero
NO SE PUEDE HACER LADRILLOS CON LA POLVAREDA . Laura ORORBIA