Para mi Alma de Aprendiz

LOS VERDADEROS POETAS SON DE REPENTE

NACEN Y DESNACEN EN CUATRO LÍNEAS.

Gonzalo Rojas "80 veces nadie"

domingo, 22 de mayo de 2011

Ensayo sobre la disciplina


 El deber de callar tragando

impone un callar creciente,
un aplastamiento para hacerse hombre
y sentirse solo, asustado
    tragando un silencio de tierra
de asfixia, de tumba hormiguera;
impone un callar de cortina,
de axioma de cruz de tristeza.

Parece indisciplina contra Dios
la justa rebeldía;
entonces, el mandato es no decir
 y vestir de señor a otro hombre
 para que recite y exija que uno mejore,
que aprenda sin preguntar, con fe
y, cuando ambos logren aplastar al instinto,
 uno pierda el gusto por crecer y convivir.

Un disfraz de respeto
para callar como secuela
ante un instructor mediocre
quien desconoce que, el nudo
y la raíz común de cada autor
no es deletrear lo que ha hecho,
sino estimular el saber de los sentidos
a conciencia, en un proyecto para crear
una respuesta casera al infinito.©



& &  &  Laura Ororbia  &  &  &             & &  &  Laura Ororbia  &  &  &     Dic. 2010

Texto premiado con Reconocimiento de Jurado
 en el  IIIº Certamen Ediciones Ruinas Circulares 2010


Versos escritos a fines de 2010 y los veo tan lejanos, que, 
reconozco que ya no escribo de esta manera, y eso me asombra.



13 comentarios:

Mixha Zizek dijo...

Un poema excelente, una alegoría hacia la disciplina que tiene dos caras hasta que punto uno puede uno mantener las reglas y cuando es necesario salir de ellas, así la interpreté,

besos

sabores compartidos dijo...

El ser humano necesita regirse por normas, en cuanto no las hay se produce el caos, somos así.
Bonito poema.
Un saludo de saborescompatidos.

orthos62 dijo...

¿Por que no romper las normas? quien dice lo que está bien o lo que está mal? Seguramente quien dicta las normas o qien las dicta por medio de la palabra de "Dios", solo intenten convercernos para que las sigamos para su propio provecho, pero y está a la vista, ellos hacen todo lo contrario siempre y en todas las ocasiones que pueden.
Un abrazo, näkemiin.

Janeth dijo...

Preciosos versos, No somos lo que los demás piensan de nosotros, sus juicios o críticas, la visión que tienen de nosotros a través de sus "gafas"...No somos nuestros días malos o buenos, no somos el que es feliz si nos quieren, no somos si nos aplauden y admiran, no somos el que está en los momentos fugaces, no somos nuestra sombra, no somos nada de eso...

SOMOS aquello que permanece en pie más allá de las circunstancias temporales o adversas. Somos aquello que nos acompaña siempre como un "vigilante silencioso", nuestro más fiel y mejor Amigo...Somos nuestras acciones, nuestra capacidad de Voluntad, Inteligencia y Amor.

ADELFA MARTIN dijo...

recite y exija que uno mejore,
que aprenda sin preguntar, con fe
y, cuando ambos logren aplastar al instinto,
uno pierda el gusto por crecer y convivir....

¡cuanto me recuerdan otros tiempos! Normas si, pero no prejuicios y dogmas que asfixien la creatividad, el querer ser otra cosa..

excelente

saludos

pluvisca dijo...

me gusta como escribes y hay que romper normas, sólo los que quieren abrir camino slo hcen

Saludines

Geles Dawson dijo...

Preeeeeeeecioso poema!
Te sigo, me sigues?:)
Un besito

Jorge Maseda dijo...

Encuentro señales hacia la educación emocional, (mucho mejor que la escolar, por cierto) un texto muy bien construido y con talento, el que tienes, el que no escondes y que si estimula los sentidos.
Un saludo, sigue así!!

Lily dijo...

Un poema estupendo :):)
Me ha encantado.
Gracias por compartir tus estupendas palabras.

Te invito a pasar por mi blog literario:
El rincón de los sueños perdidos
Un beso,
Lily

tarja-tallulah dijo...

Estupendo poema,estimulando los sentidos. Un beso.

Daniel Os dijo...

El silencio cargado de contenido es la más dolorosa de todas las artes… la más perfecta tal vez.
D.

Anna Jorba Ricart dijo...

Creo que nunca hay que callar, las cosas todas se pueden decir, las ideas,los pensamientos, han de tener salida, con respeto y dentro de un orden.
Hay que trabajar dentro de cada uno el punto de rebeldia necesario para no tener que "tragar callando"...eso es muy duro.
Gracias por comentar en mi blog.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Debo decirlo, no sé por qué diablos no aparecen mis comentarios. En fin.
Bien por el reconocimiento en el Certamen aludido.
Un abrazo.

María Isabel Frutero

María Isabel Frutero
NO SE PUEDE HACER LADRILLOS CON LA POLVAREDA . Laura ORORBIA